Destacada

El Riego se renueva

Nosotros somos Semillas Educación Montessori, un espacio mágico, para niños desde los 4 meses con Flor de Vida, hasta los 6 años con ambientes de Comuniad Infantil y Casa de Niños y para sus familias.

El Riego es la publicación, en la que compartimos: ideas, ideales, consejos prácticos, experiencias únicas, opiniones de expertos y muchas otras cosas.

Hoy El Riego llega a una nueva etapa, con esta nueva cara.

¡Mantente al día! Para leer más entradas suscríbete a continuación y así recibirás notificaciones cuando publiquemos nuevo contenido y no olvides seguirnos en:

Nuestras redes:

En donde también compartimos más de nuestro cole y todas las cosas mágicas que ocurren en él.

Pijamada Lectora

“Adquirir el hábito de la lectura es construirse un refugio contra casi todas las miserias de la vida”, dice el escritor británico, William Somerset Maugham.

En Semillas, estamos 100% a favor de que los niños tengan todas las herramientas para construirse…. más que refugios…. ¡lujosas fortalezas!, desde las cuales participar del mundo.

Es por esto, que en equipo con los papás, y a través de su participación voluntaria en nuestros comités; Leyendo y Creciendo, y Culturarte, estamos siempre en la búsqueda de maneras que nos permitan acercar a los niños al mundo mágico de la lectura.

Así, hace alrededor de 7 años con la generosísima aportación (en ideas, tiempo y recursos) de Alejandra Vidales y las mamás coordinadoras de ese momento, le dimos vida a la primera Pijamada Lectora.

Este evento evoluciona y se transforma con los aportes que se le hacen cada año. El deseo de que los niños se acerquen a la lectura de manera lúdica, campechana, que les deje el corazón contento y les siembre la semilla de lo que puede ser. 

Este año los papás; como decía García Lorca, “levantarán la poesía del libro para hacerla humana”, en una adaptación teatral de El Libro de la Selva de Rudyard Kipling. Bajo la dirección de Gustavo Betancourt, licenciado en arte dramático y con la colaboración de algunos papás de nuestra comunidad y del comité de Culturarte, destacándose la participación de Alhelí como asistente de dirección y de Xavi Carné, Mariana Ornelas y Aida Cruz como responsables de la escenografía.

Por supuesto no faltarán los tipis, en los que las mamás del comité Leyendo y Creciendo estarán contando cuentos y toda la comunidad empijamada.

Es una tarde asombrosa, que nos da la oportunidad de convivir en torno a nuestros niños y cobijados por las letras. Con tiempo les estará llegando la invitación, pero pueden ir agendando para el 28 de febrero. ¡Los esperamos!

Ojos de adulto/Poderes de niño

Estoy emocionada, es la primera vez que escribo en el Riego, por eso quiero compartirles un poquito de lo que veo como mi misión de vida.

Cuando nos convertimos en adultos y nos subimos a la máquina acelerada de la actualidad, dejamos a un lado el túnel del tiempo en el que vivíamos cuando jugábamos. Vamos perdiendo y olvidando los poderes que tenemos y peor aún, nos volvemos ciegos ante los poderes de los niños, aquello que los adultos conocemos como “Capacidad de asombro”.

Quiero compartirles una de mis anécdotas favoritas de este año…

Joserra y Mau son niños que acuden continuamente a pase de juego libre, ese día ante los ojos de un adulto y conforme a la planeación de montajes para el ambiente, se tenía preparado un día de juego con tema de Japón. Cuando llegaron, exploraron un poco pero Joserra venía preparado con dos armas secretas.

Se acerca y me dice: -Sheila sí me gusta lo que hay, pero te quiero enseñar algo- sacó de su bolsa dos ranitas de plástico y una sonrisa pícara- ¿me dejas jugar con ellas?- a lo que respondí “¡Claro!”

Estaban jugando a ver cuál de las dos ranas podía dar el salto más alto, cuando llegan otros dos niños que también querían jugar, aquí surge el primer problema:

-También queremos una ¿en dónde están?

Mau: -Son de Joserra.

Joserra: -¡Ya sé! Vamos a hacer un campo de batalla, ustedes en un equipo y nosotros en otro.

Ante los ojos de un adulto: Surgió un conflicto debido a la falta de material por lo que los niños propusieron una estrategia e incluso fueron capaces de resolver un problema matemático realizando una división: cuatro niños entre dos equipos igual a dos niños por equipo.

Tomaron unas tablitas que formaban parte del montaje “Aires de Japón”, logrando convertir aquello en un verdadero campo de batalla. De repente surge otro conflicto: ¿Cómo se iba a saber quién iba a ganar?

Ante los ojos de un adulto: ¿Cuál es el objetivo del juego?

Intentaron de muchas formas hasta que una rana salió volando y tiró una pieza de jenga.

 Joserra gritó: –¡Ya sé!, vamos a ver quién tira la tablita con la rana, desde este punto, solo con este dedo (señaló el dedo índice), en cuanto se caiga es el turno de los siguientes.

Ante los ojos de un adulto: Por medio de la observación, niños de entre 4 y 5 años  determinaron el propósito de realizar una dinámica recreativa; establecieron reglas, adaptaron y determinaron un campo para llevarlo a cabo por lo que se puede denominar juego reglamentado.

Yo estaba asombrada y maravillada de observar lo que habían logrado realizar sin la intervención de un adulto y me puse a hacer una lista de las posibles asignaturas y habilidades que podían estar desarrollando con el juego que estaban llevando a cabo: Motricidad fina, Tolerancia a la frustración, Cálculo, Geometría, Probabilidad y Estadística, entre otras.

Llevaban 20 minutos jugando cuando un niño fue capaz de detectar un problema que no se podía ver a simple vista, una de las ranas tenía más oportunidades de ganar. Luego que todos estuvieron de acuerdo con el problema planteado, revisaron el campo de juego, las ranas, e incluso los dedos de los niños, entonces se percataron que uno de los foamis del suelo resaltaba un poco y pidieron ayuda.

Franco: -No es justo, eso es trampa, pero no es su culpa el piso está chueco.

Sheila: -No podemos solucionarlo por el momento, el jardín de al lado tiene un árbol y la raíz creció tanto que levantó el piso no es el foami.

Joserra: -Hay que cambiar la cancha.

Mau: -Ya casi nos tenemos que ir, mejor nos turnamos primero este equipo en este lado y después ustedes de aquel lado.

Siguieron jugando y cuando llegó el tiempo de prepararse para ir desconectándose con el juego, Mau exclamó: -¡Basta! Porque si no, les tocaron más turnos a ustedes que a nosotros y ya no es igual.

Ante los ojos de un adulto: los niños fueron capaces de plantear, investigar y detectar las causas de un problema, hicieron acuerdos para su resolución todo de una manera respetuosa justa y pacífica, obteniendo una nueva propuesta de:

 “Una actividad neurodidáctica en la que los niños desarrollarán su motricidad fina, se enfrentarán a resolver problemas matemáticos/geométricos durante 45 minutos”.

Para los niños: “¡Fue muy poco tiempo de juego, pero este dedo es súper fuerte! Hice volar a la rana ¡Creo que es un super poder! ¿Mañana podemos jugar otra vez?”

La teoría nos dice que los niños de 5 años pueden llevar a cabo juegos organizados, que el movimiento y el juego es fundamental para apoyar el desarrollo de los niños en varios planos: neurológico, motor, intelectual, emocional y social.

Todos los días soy testigo de las bondades y virtudes del juego y el movimiento y les puedo compartir que lo que busco lograr es: que los niños, usando su cuerpo en el espacio que habilito para impartir mi clase, descubran, alimenten y sientan la posibilidad de SER, permitiendo que la experimentación, el movimiento y su curiosidad los lleven a descubrir, alimentar y mantener los poderes de su Yo futuro, construyéndose así como seres mental, física y espiritualmente sanos, seres que sean conscientes de estar en una máquina del tiempo empática y atenta ante las necesidades del mundo adulto actual, pero que sean capaces de ver y habilitar un mundo para niños.

Puedo dar gracias a los niños que me ayudaron a regresar a ese túnel del tiempo. No estoy empeñada a que vean, sientan, realicen el juego como yo lo vivo, sin embargo, todos los días tengo el propósito creer y hacer conciencia de lo poderoso que puede ser el juego de los niños si respetuosamente lo observamos como adultos, pero al mismo tiempo abrimos nuestro corazón y vivimos como ellos.  

Luz y buena vibra para todos.

Yo, mi, me conmigo…

Creo que sería difícil encontrar alguien que no apoye la idea de que es a través de la EDUCACIÓN que los individuos, las naciones y el mundo pueden enfrentar los retos a los que se van enfrentando.

  • En el esquema mundial, somos HUMANOS, en general agradecidos de serlo.
  • En el esquema nacional, somos MEXICANOS, a mucha honra.
  • En el esquema individual… ¿a qué nos adherimos? ¿QUÉ SOMOS?

En general, en nuestro medio, alcanzamos a ver que una buena educación para nuestros hijos, es fundamental para su “éxito” en el futuro, y como podemos costearlo, ¡estamos salvados! Ellos no van a sufrir.

Pero si comprendemos a México y el Mundo como nuestros y como parte de nuestra responsabilidad, nos obliga la pregunta… ¿Qué hay de todos aquellos que no tienen acceso a una educación que garantice su “éxito”?¿Entonces México núnca será exitoso?, ¿el Mundo núnca será exitoso?

Si compartimos la premisa de que es a través de la educación que se puede salir adelante, la matemática es muy simple. No es suficiente con que aseguremos que nuestros hijos reciben una buena educación porque pagamos suficiente para que así sea.

Necesitamos involucrarnos en LA EDUCACIÓN.

La SEP, está haciendo un esfuerzo importante por conformar lo que llaman Comunidades Profesionales de Aprendizaje.

La comunidad de Semillas, es un ejemplo fehaciente de una CPA y de que estas comunidades funcionan en la consecución de objetivos extraordinarios que de otra manera serían difíciles de lograr.

¿Cómo llegamos aquí? Podemos decir, que a través del trabajo comprometido, con valores compartidos que promueven la cooperación por encima de la competencia, la confianza, la comprensión, la empatía, la generosidad, las ganas de compartir y de aprender, de encontrar mejores caminos.

¿Y Ahora?, ¿qué sigue?, ¿cómo podemos llevar nuestra CPA al siguiente nivel y fortalecer la educación más allá de nuestras paredes?

Ahí están nuestros pensamientos y el reto que habrá que abordar para participar en el cambio de fondo, a través de la educación, pues lo que hacemos hoy es muy bueno, pero no es suficiente.

Nosotros, nuestro, nos, con nosotros….

2020 de Decisiones Conscientes

Pepe Mujica, viejito desaliñado y bonachón, pasó de guerrillero urbano con los Tupamaros a la cárcel como preso político durante 15 años (11 de los cuales con amenaza de fusilamiento) y de ahí a la presidencia de Uruguay… todo, porque tenía ideales, ideales que lo han llevado a tomar DECISIONES CONSCIENTES siempre al servicio del prójimo.

Pepe tiene ideas, pensamientos, reflexiones, que ahora que estamos formulando nuestros propósitos para el año nuevo vale la pena escuchar, son un tesoro.

Una de ellas es esta de las DECISIONES CONSCIENTES, dice él, que se puede vivir porque se nació y compara esta vida con la de un escarabajo, pero que los seres humanos somos animales conscientes y eso significa que podemos darle, un rumbo deliberado a nuestras vidas.

Sin embargo, lo que más me llamó la atención, aunque lo se, es que, si no tomamos decisiones conscientemente, mecánicamente la vida (los amigos, los quehaceres, las “necesidades”, las urgencias) las va a tomar por nosotros.

Mujica es el ejemplo vivo de que podemos lograr lo que nos proponemos y aunque mucho le cuestionan lo utópico de sus planteamientos, él nos invita a tomar decisiones conscientes, al servicio de un poco de utopía, un país mejor, una sociedad mejor para los que vienen atrás de nosotros y nos están viendo y nos muestra, con su vida, que a veces se logran cosas… como la presidencia de tu país.

Dice que cuando te hagas viejo te harás la pregunta…. ¿Habré traicionado al niño que llevaba dentro?

Semillas es una comunidad que se distingue porque toma DECISIONES CONSCIENTES.

¿Que tal que reforzamos nuestro camino poniendo algunas pocas al servicio de un poco de utopía para este año que comienza? Soñamos grande y vemos que resulta, preguntándonos hoy, ¿qué quiere el niño que llevamos dentro?

Aquí se empiezan a tomar las DECISIONES CONSCIENTES